miércoles, 28 de septiembre de 2016

Desde la Cola; los Efectos de un Modelo Trasnochado.

Era un lunes por la noche, se aproximaba la hora de asistir a un punto de encuentro con los vecinos de mi comunidad, una zona que hasta hace poco se le podía catalogar como de “clase media”. Se definiría la metodología de compra para el día siguiente en el supermercado. Sí, desde el día anterior se comenzaban a afinar los detalles para lo que en cualquier otro país de Suramérica, al menos, es un acto normal: comprar alimentos de primera necesidad.


El proceso comenzó colocando las cedulas de identidad de quienes estábamos presentes en una bolsa de plástico. Posterior a ello se dio paso al azar para definir el orden en que compraríamos el martes, único día de la semana en que las personas con terminales de cédula 2 y 3 pueden comprar productos de la cesta básica, los otros días están reservados para el resto de los terminales. 

Después de escuchar los nombres de 37 ciudadanos finalmente oí el mío. Avancé, me anoté en una lista y me notificaron que debía estar en el lugar a las 4:30 am, si no llegaba puntual mi nombre sería tachado. Esta metodología fue, en cierta medida, consensuada para evitar lo que en oportunidades anteriores hacíamos: dormir a las afueras del supermercado.

Me retiré con una vecina, que con el pasar de las semanas le he tomado cariño. Hay quienes afirman que el establecimiento de este perverso sistema, humillante por demás, es algo planificado desde Miraflores; manteniendo a la ciudadanía abocada a sobrevivir el día a día se garantiza una desatención a propuestas que promuevan la generación de cambios políticos en este golpeado país. Hace algunos meses, cuando aún podía “darme el lujo” de no asistir a estas colas, tal vez hubiera criticado con mayor dureza este argumento, sin embargo desde mi experiencia vivencial puedo asegurar que, si hay intencionalidad gubernamental en generar ese efecto, pues lo están logrando. 

Desde las 7:00 pm que comienzo a compartir con mis vecinos, hasta entrada la tarde del día siguiente, poco se habla del revocatorio,  de las maniobras de las rectoras del CNE para evitar la expresión democrática o de organizarnos para protestar ante tanto abuso. En cambio, se habla de la esperanza en que “el camión” que traslada alimentos traiga “harina pan”, “arroz” o “pasta”. Yo me inclino, a pesar de que esta hipótesis me tienta en ocasiones, a creer que el chavismo no planificó este desastre como medio de control social, sino que es fruto del fracaso de su modelo inviable y del desfalco a la nación. Lo que sí, es que dadas estas condiciones, direccionadas o no, el gobierno no ha perdido la oportunidad de chantajear al ciudadano a través del derecho a la alimentación.

Así se nos va la vida a una parte de los venezolanos, quienes faltamos a clases o trabajo, para hacer esas inauditas colas e intentar mantener nuestras alacenas medio-llenas. Otra parte, que aún puede acceder a alimentos de alto costo (reventa, importación, etc.) para no hacer las colas, también padece la crisis producida por esta izquierda corrupta y trasnochada, y es que sólo el hecho de acudir al mercado negro para garantizar la alimentación es un signo suficientemente poderoso, anormal e injusto para demostrar que todos nos vemos afectados, esto sin ahondar en cuestiones como la inseguridad y la inexistencia de medicinas básicas.

El modelo producido por el populismo chavista nos ha tocado la puerta a todos, de una u otra manera lo impensable años atrás es ahora nuestra cotidianidad. Vivimos momentos duros que, paradójicamente, nos han dado la oportunidad de conocernos, entendernos, apreciarnos y unirnos, y esa fuerza podría terminar siendo el medio para evitar que en el futuro  Venezuela sea dañada nuevamente por el resentimiento, promotor de odio y corrupción. Mientras debemos ocuparnos de usar estos puntos de encuentros para superar los obstáculos impuestos y recuperar nuestro país.


Por cierto, ese martes, después de todo el proceso y muchísimas horas, sólo pude comprar 2 kilos de arroz, así está mi país.

1 comentario:

  1. Vint Ceramic Art | TITNIA & TECHNOLOGY
    Explore an titanium ring all new “Vint 1xbet korean Ceramic Art” project on TITNIA & TECHNOLOGY. Our team of 나비효과 sculptors หาเงินออนไลน์ and artists have worrione created new and

    ResponderEliminar