viernes, 6 de diciembre de 2019

La violación, una idea recurrente. Las mujeres y su efímera libertad.



El tema de estos días es la violación. Un tabú para buena parte de la sociedad y un lamentable punto de encuentro para muchas mujeres, y también para hombres, que han pasado por esa experiencia, que se hace imposible definir, pues creo que no hay palabras que puedan describir lo despiadado de ese acto.

Recuerdo un día de chico cuando al llegar del colegio encuentro en mi casa a una mujer destrozada, aterrada, fuera de sí... A mi madre la habían intentado violar. Esa mañana mi papá salió a trabajar y cuando mi mamá se disponía a cerrar el garaje un tipo se metió, uno de los tantos que vivían cerca y repetidamente  decían, en referencia a ella, “coño, la de los shores” o “la de las piernotas”.

Por suerte, ese pobre sujeto no contaba con que ella, así como tenía tremendas piernotas, también daba tremendos coñazos. Tampoco contaba con la solidaridad de los vecinos, que al escuchar los gritos acudieron a ayudar. No fue el peor final, pero tampoco uno feliz, el trauma quedó allí para siempre.

El mejor final, o principio, es que nadie tema por como vestirse, como hablar, como pensar o como expresarse. La violación es una realidad que pretende ser censurada por la lógica machista que aún se impone en la sociedad. Con base en esto, la socióloga Ana Caldeira nos comparte una sincera reflexión que pone de manifiesto la emotividad y sensibilidad que este tema le provoca a muchas.   

Las mujeres y su efímera libertad.

Todas las mujeres -porque los chistes, memes o stand up, me han enseñado que hay muchos más pensamientos ocultos de los que uno cree que la mayoría comparte- hemos pensado alguna vez como reaccionaríamos ante una violación. Yo en particular lo pienso muy seguido, algunas veces soy mi propia heroína, otras no hay escapatoria, pero prefiero un tiro, siempre.

Unas semanas después que llegué a Argentina proveniente de Venezuela, hubo un empalamiento de una chica que fue muy sentido acá, ¿cómo no? algunas somos más afortunadas y el coñazo no nos lleva a la muerte.

Cotidianamente leo sobre algún caso de violencia de género, si es que en ese país está tipificado así, que termina en una tapa de periódico como “crimen pasional”. La solución que nos da la sociedad es evitar la noche, la ropa ajustada, los desconocidos, caminar, estar solas, o sea, dejar de vivir por seguridad. Parece que controlar al macho misógino no está en el panorama. Obvio, pobrecitos. Se les presenta la oportunidad inoculada por el patriarcado… Hay alguien que se viste para provocar, que les pertenece y que además dicen no, cuando en realidad quieren decir sí. ¿Cómo las van a pelaaar?

Estamos en el siglo XXI y las mujeres andan por la calle con la “sensación” de que pueden ser violadas, andamos por la calle como si camináramos por una selva tupida de animales salvajes. Yo me pregunto ¿quién puede tener libertad así? ¿Quién puede decir que las mujeres actualmente son libres?

Sí, quizás con la tal libertad negativa de la que hablaba Sartre. Ahí está la calle, nadie te impide salir, sal. Y ahí vas tú a tus propios juegos del hambre diarios, a rogar que a los tipos no les dé una puntada de culo, o de pene.  

Me considero una mujer independiente hasta que voy caminando sola por una calle oscura y diviso a los lejos que vienen caminando dos, tres, o equis cantidad de hombres con sus caras de “normales” y ¡pum! se transforma el escenario, todo mi empoderamiento, mi independencia, mi fuerza, se van transformando en un conejito indefenso que me acompaña. Si los tipos siguen de largo no me transformo inmediatamente en esa chica libre y fuerte -arrecha- que creo ser, sigo mi camino con un sentimiento de rabia e impotencia, porque en cada uno de esos encuentros me doy cuenta de mi efímera libertad.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Venezuela: una aspiración de cambio frustrada. El fracaso de la estrategia opositora.




Venezuela en la actualidad goza, aparentemente, de una estabilidad que no va en consonancia con los datos del comportamiento económico del país. La crisis ha derivado en una precaria calidad de vida para la inmensa mayoría de los venezolanos.  Uno de los datos más recientes, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, indica que para 2020 el desempleo del país será el más alto del mundo, con una tasa de desocupación del 50.5%[1].

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Una líder indígena contra Evo


Para muchas personas cuando se habla de Evo Morales, se habla de progreso, reivindicación, inclusión y democracia. Las cifras macroeconómicas de Bolivia y el hecho de ser el primer presidente indígena en un país donde la mayoría de sus habitantes lo son, respaldan esa imagen positiva del buen Evo.

A pesar de ello, desde hace algunos años esa imagen ha venido deteriorándose. Algunas posturas internacionales de apoyo abierto al cuestionado régimen de Maduro y el socavamiento de la institucionalidad boliviana le comenzaron a dar más base a sus críticos para enfrentarlo de una manera más efectiva en el terreno político.

Un punto de inflexión en la progresiva caída de la imagen del buen Evo fue el irreconocimiento al referendo constitucional realizado el 21 de febrero de 2016. En esa consulta se pretendía reformar la carta magna para permitirle una nueva reelección. Sorpresivamente los resultados arrojaron un rechazo a ese proyecto, lo que impediría la pretensión reeleccionista del presidente.

martes, 18 de junio de 2019

Argentina y Venezuela: clientelismo vs libertad


En el mundo cuesta creer que un país como Venezuela este sumido en una miseria tan aguda; en el imaginario colectivo siempre imperó el mito del país rico, con una chequera casi ilimitada gracias a sus inmensas riquezas naturales, capaz de sostener un modelo ideal casi utópico, donde la asistencia del Estado se percibía en casi todos los ámbitos de la vida cotidiana.

lunes, 18 de marzo de 2019

Debate Emerson Cabaña en "Hispan TV"


Grabación SIN CESURA ni ediciones, de Emerson Cabaña con Dayana López, representante de la dictadura de Maduro en Buenos Aires.

Debate sobre Venezuela en el programa "continentes" del medio de propaganda iraní: hispan TV.

Dicho debate fue editado y manipulado en la publicación que hizo el canal, donde se añadió material fuera de cámaras por parte del palangrista-conductor del espacio. De 50 minutos de grabación, el canal transmitió menos de 20.

Solidaridades y contradicciones: Maduro como amenaza para la libertad de la región



Las solidaridades automáticas, en política como en otros aspectos de nuestra vida social, pueden llegar a generar posturas carentes de objetividad. Ejemplos de esta clase de comportamiento tenemos doquier; sería ridículo afirmar que ese fenómeno ocurre solo para quienes piensan de una manera u otra, cuando una verdad es que todos en algún momento respondemos a solidaridades automáticas, por muy primitivo que esto pueda ser, como bien explicó Emile Durkheim. Aunque estas respuestas mecánicas  se nos plantean como un hecho constante, no debe ser un obstáculo permanente en el afán de  intentar minimizarlas y dar mayor espacio al raciocinio.